Despedida de soltera

Las despedidas de novia son especiales. Esas fiestas en las que la nueva prometida se despide de su soltería. A pesar de ser una fiesta bonita y especial en la que toda novia se lo pasa bomba y más si tiene amigas con un poquito de imaginación y sin miedo al ridículo, hay muchos estados de animo por los que pasa la novia a lo largo del día.

Cuando te despiertas y ese día es la fiesta estás impaciente por llegue la hora a la que has quedado con tus amigas y ver qué te han preparado. Luego pasas por un momento de pánico al saber que serás la protagonista y la atención de todas las miradas allá por donde paséis. Te sentirás incluso algo avergonzada cuando te cuente la actividad que vas a tener que hacer, pero lo acabarás superando.

El momento en el que el día se acaba y da paso la noche, es crucial. Hay que vestirse para la ocasión y romper la noche. Tu y tus amigas estaréis como locas para que pongan música de los 90, os sepáis todas las canciones y empecéis a cantar como sino hubiera mañana. Esto es así por mucho que digas no va a ser así.

Habrá un momento de amor y cariño, ese en el que expresas a todas tus amigas cuanto las quieres y que por mucho que te cases, vuestra relación no va a cambiar.

La noche continuara por una ronda de chupitos y una recena en un kebab… lo demás ya no te lo contamos porque está claro que al día siguiente será como ‘RESACÓN EN LA VEGAS’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *